Hipoglicemias: ¿qué son? ¿cómo tratarlas?

¿Qué es una hipoglicemia? Sin entrar en términos demasiado científicos, una hipoglicemia es una baja de azúcar en sangre. Para quienes no están familiarizados con la diabetes,  si no tienes suficiente nivel de azúcar en la sangre, te falta energía, la que necesitas para realizar cualquier función, desde pararte, comer, sentarte a ver tele, hasta cosas tan importantes como pensar, y tener control de tu comportamiento y de tu cuerpo.

¿Por qué se originan? Las causas básicas: Falta de alimento por períodos muy largos, actividad física sin el debido respaldo de alimentos (especialmente  carbohidratos de absorción lenta, tales como barras energéticas, galletas, sandwich, pasta), exceso en la dosis de medicamento, ya sea insulina o pastillas para el control oral de la diabetes, el calor extremo (pues sí), y la ingesta de alcohol.

Síntomas de una hipoglicemia

Hay tres tipos de hipoglicemia: leve, moderada y severa (los rangos para estas pueden variar mucho de una persona a otra, pero por lo general se empieza a hablar de hipoglicemia con valores por debajo de  los 75mg/dl)

 

Hipoglicemia Leve

  • Sudoración anormal (no derivada del ejercicio físico o del clima)
  • Mareo
  • Palidez
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de hambre

 

Hipoglicemia Moderada (normalmente con valores de 50 mg/dl o menos)

  • Mal humor o agresividad sin razón aparente
  • Sueño
  • Taquicardia
  • Cansancio
  • Confusión
  • Hipotermia leve

 

Hipoglicemia Severa (normalmente con valores de 30 mg/dl o menos, shock insulínico)

  • Pérdida del conocimiento
  • Convulsiones
  • Hipotermia

Cómo tratar una hipoglicemia o baja de azúcar

En caso de producirse una hipoglicemia se debe actuar rápidamente ya que puede pasar de leve a severa en menos de 20 minutos, dependiendo de varios factores. Lo primero que debe hacerse ante la presencia de los síntomas es medir el nivel de glucosa para verificar que estamos en presencia de una hipoglicemia, y a continuación tratarla de acuerdo a la severidad:

Hipoglicemia

Cortesía de dex4.ca

Valores por debajo de 75 mg/dl (hipoglicemia leve y moderada): Tomar alguna bebida azucarada, tal como: jugos de cajita, refrescos/sodas regulares (que no sean de dieta). Si no tienes nada de esto disponible, un vaso con agua y azúcar sirve también. ¿Por qué ingerir algo líquido y no sólido? Porque el líquido va a pasar más rápido al torrente sanguíneo haciendo que los niveles de azúcar se eleven de manera más rápida, mientras que un alimento sólido tiene que ser procesado por el estomago, y aquí lo vital es actuar rápidamente. Normalmente medio vaso de un jugo o bebida azucarada es lo recomendable. Si no se tiene una bebida azucarada a mano se puede recurrir a una cucharada de azúcar o miel, o incluso a caramelo, pero nada light o con edulcorantes artificiales. Por último tenemos  los geles, pastillas o polvos de glucosa, cumplen la misma función que consumir las bebidas azucaradas, pero su efecto es más rápido y contienes menos carbohidratos que las bebibas regulares, por lo que son una buena opción sin la necesidad de sobrecargarnos de azúcar. ¿Por qúe no los puse como primeras opciones? Porque lamentablemente, la posibilidad de adquirir esos productos en muchos paises de Latinoamérica es un poco limitada, y no todos tenemos la posibilidad comprarlos en cualquier momento.

En el tratamiento de una hipoglicemia es común recurrir a lo que se denomina la regla 15-15: ingerir aproximadamente 15 gramos de carbohidratos, y esperar 15 minutos. Luego de estos 15 minutos medir la glicemia y verificar si el valor ha subido, bajado o se mantiene igual. En caso de que el valor no haya subido, se ingieren 15 gramos más de carbohidratos y se esperan 15 minutos más. Cuando la glicemia comienza a subir puede pararse la ingesta de azúcares y esperar que el valor se estabilice alrededor de los 100 mg/dl.

Si la hipoglicemia se presenta antes de dormir, debe tratarse de la misma manera, pero además debes comer algún carbohidrato de absorción lenta: barras energéticas, galletas, un sandwich, un poco de pasta, lo cual debe mantener tus niveles de glicemias en condiciones para pasar la noche sin inconvenientes.

Hipoglicemia Severa: Este es el tipo de hipoglicemia que nunca queremos que se nos presente. En este caso se presenta pérdida de conocimiento o convulsiones. En esta situación, la persona no está en condiciones de comer nada, y debe atenderse teniendo en cuenta que es una emergencia médica.

Todo paciente con diabetes debería tener consigo un kit de glucagón, o bien tenerlo en los lugares donde pasa tiempo con más frecuencia: casa, lugar de trabajo, escuela, por ser este el tratamiento de emergencia de más rápida efectividad.

¿Qué es el glucagón? Es el salvavidas extremo para tratar las hipoglicemias severa. Se trata de una hormona producida normalmente por el páncreas y con el efecto exactamente opuesto al de la insulina: disparar los niveles de azúcar en casos de emergencia.

¿Y cómo actúa el glucagón? hace que la glucosa suba de manera abrupta para que llegue a las partes del cuerpo dónde hay más falta de la misma. En este caso es fundamental que la glucosa llegue al cerebro.

¿Cuál es la presentación del glucagón? Es una inyección que hay que preparar (mezclar agua con el glucagón en polvo) y aplicar de inmediato a la persona inconsciente. Inmediatamente que este se coloca hay que poner a la persona de lado, ya que es frecuente que debido a la acción inmediata del glucagón,  se presenten vómitos, y debemos evitar que el paciente se ahogue.

¿Dónde se inyecta el glucagón? Se recomienda inyectar en glúteos, piernas o brazos. Aunque los protocolos estándar establecen que siempre que se debe inyectar algo deben seguirse ciertas normas como despejar el área y limpiar con alcohol, ante una emergencia como una hipoglicemia severa es posible que tengamos que inyectar el glucagón incluso a través de la ropa. Ahorrar segundos en la administración de glucacón puede salvar la vida del paciente.

Glucagon

Glucagón

Luego de la inyección de glucagón la persona debería comenzar a recobrar el conocimiento. Recuerda que la persona debe ponerse de lado, porque es frecuente que se presenten vómitos por la reacción del glucagón. Lo recomendable es esperar a que pueda hablar antes de moverla. Deben monitorearse los valores de glicemia hasta que vuelvan a la normalidad, y si la persona se siente en condiciones de comer, se le puede dar algo suave, como gelatina, helado, o líquidos. Recuerda que acaba de vomitar y el estomago está resentido. No hay que descuidar las glicemia despues de un episodio de hipoglicemia severa, y mucho menos dejar a la persona sola.

¿Qué hago si a pesar del glucagón la persona no responde? Actuar más rápido y con la cabeza más fría: ir a un hospital o clínica de inmediato o llamar a un número local de emergencias.

¿Cómo evitar las hipoglicemias? Primero que nada, medición constante de glicemias y sentido común: no es necesario medirse cada cinco minutos, pero sí mediciones regulares durante el día, especial cuidado antes de dormir.

Sentido común: Si no has comido en mucho rato, vas a tener una hipoglicemia; si vas a hacer algún tipo de actividad física, del tipo que sea, come una merienda de 15 grs de carbohidratos de absorción lenta antes, y monitorea tu glicemia hasta 6-8 horas después del ejercicio, ya que se pueden presentar hipoglicemias incluso después de haber terminado la actividad. Trata de ser lo mas proporcional posible entre la cantidad de alimento que consumiste y la cantidad de insulina que te vas a poner, ya sea en inyecciones o a través de la bomba. Si vas a consumir alcohol, trata de comer carbohidratos de lenta absorción antes, en este caso un plato de pasta es lo ideal. Consume carbohidratos durante (maní, pancitos, nachos, etc), y nunca descuides tu glicemia al momento de acostarte. Además si estás teniendo hipoglicemias muy frecuentemente deberías hablar con tu médico para que hagas ajustes en las cantidades de insulina que te pones (inyecciones o en el caso de la bomba, ajustes en los valores basales).

 Recomendaciones generales

  • Nunca salir sin el glucómetro.
  • Tener siempre a mano una cajita de jugo azucarado (especialmente útil para los niños), bolsitas de azúcar o glucosa de acción rápida, para atender hipoglicemias leves o moderadas. En general no te recomiendo el chocolate porque su contenido graso hace que la absorción del azúcar sea más lenta de lo necesario en estos casos.
  • Tener siempre a mano un kit de glucagón, o mantener uno en los sitios que frecuentas (sobre todo si eres propenso a tener hipoglicemias).
  • Portar un identificador como pulsera, brazalete o plaquita que le indique a los demás que tienes diabetes, en caso de emergencia.

 

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.